Cochinillo asado con manzana y mermelada de piña

Cochinillo asado con manzana y mermelada de piña
 

Introducimos el cochinillo en un recipiente con agua muy fría y lo mantenemos en su interior durante 2 horas para eliminar la sangre y que su carne se prepare para un asado largo.

Pasado este plazo de tiempo sazonamos y untamos el cochinillo de manteca de cerdo, con los 2 dientes de ajo machacados, e introducimos en el horno, que previamente habremos calentado a 180 º C, y donde lo mantendremos un mínimo de 2 horas.

En la bandeja del horno echaremos un vaso de agua para que le suba vapor y así salga muy jugoso y lo colocaremos sobre la rejilla para que los jugos vayan goteando sobre la bandeja del horno con el agua.

Regamos a menudo con la grasa que desprende y cuando comience a dorase la piel, pinchamos varias veces con el tenedor para que no se hagan burbujas en la piel.

Cuando vemos que no le falta mucho (por el color dorado), subimos un poco el fuego hasta 200º C para que la corteza salga crujiente y dorada.

Dejamos reposar en una zona caliente durante 10 minutos antes de servir regado con los propios jugos de su asado

Servimos acompañado de unas finas rodajas de manzana fresca sin el corazón y con una cucharada de mermelada de piña.

 

recetas similares a Cochinillo asado con manzana y mermelada de piña